sábado, 20 de diciembre de 2014

Crítica: Horns


Sinopsis: Ig Perish es un joven de 26 años acusado de asesinar a su novia Merrin Williams quien, tras una noche de borrachera, descubre que le han salido dos protuberancias en la cabeza, "cuernos" con extraños poderes de naturaleza demoníaca que llevan a las personas a revelar sus más profundos secretos. Armados con estos procede a buscar al verdadero asesino de su amada.

En General... Es un absoluto desastre, una pesadilla que nunca logra encontrarse en un sin fin de cambios de tono, una comedia oscura a la vez que terror absurdo, un thriller maquiavélico y casi una parodia de si misma. Completamente extraña, retorcida de una forma casi absurda que entrelaza escenas de absoluto gore con emotivos momentos de descubrimiento personal. Es imperfecta, un andante sin cabeza en un mundo destrozado que abraza su propia decadencia de una forma única y ridícula. No hace falta decir que ME HA ENCANTADO COMPLETAMENTE.
No es una película de una calidad sobresaliente, pero es un relato interesante y desastroso que encantará a varios incomprendidos del mundo, de esos que ni siquiera ellos mismos pueden comprenderse. A mí me fascinó, pero soy suficientemente consciente para saber que tiene enormes fallos en su estructura y suficientemente confiado para decir me vale madres. La declaro una gran película. También la declaro la película que casi todos mis amigos odiarán. Con excepción de Damián, que me ha acompañado a verla y que no ha temido repetirme por casi toda la película que parece que yo mismo la hubiera hecho, por lo retorcidamente sanguinario y ridículamente gracioso de su propuesta. Gracias. Muchas gracias. Tiene toda la razón, por supuesto.
Hablando ya de la película y todas sus partes, existen varias identidades de la misma, fácilmente identificables entre si. El comienzo se mueve de forma magistral entre la comedia oscura, un género sobre-explotado actualmente pero que no me cansa a pesar de todo, y el drama también oscuro. No considero llamarla una dramedy, principalmente porque se encuentran muy bien diferenciadas ambas identidades de la película, al punto de que ambas trabajan con diferentes escenarios, actores y situaciones de modo que solo parecen compartir a Radcliffe. Es a media película, cuando el desarrollo argumental hace al protagonista aceptar sus poderes completamente en una perturbadora escena con demasiadas serpientes para mi gusto, que entramos de lleno al cine sangriento, el terror algo desganado y el thriller algo muerto que baja la calidad de la película pero al mismo tiempo la alza hacia aquel anhelado "cine de culto". Es una hermosa contradicción la que encontramos aquí.
Horns es una película que nunca terminada de buscarse y nunca termina de encontrarse, un relato entorpecido por una estructura inconexa (los flashback a la infancia del Ig solo logran marcan más este sentimiento). Y, sin embargo, me ha resultado casi hipnótica al punto de crearme una obsesión bizarra durante toda la película. Hay que abrazar la locura y la incongruencia de esta película para realmente amarla. Eso hice. Y la ame. Simplemente me cautivó su imperfección.


Actuaciones: Me he encontrado con unas actuaciones soprendentemente fuertes en esta película. Es, para mí, un reparto que trabaja con casi absoluta maestría a sus personajes, y en una pequeña y bizarra indie es algo que siempre logra elevar el trabajo.
Empezamos por Daniel Radcliffe. Creo que esta actuación representa su mejor trabajo, un absoluto desligue de la imagen de "Harry Potter" que aún se cargaba en sus últimas películas. Su trabajo resulta especialmente potente cuando comparte escena con sus padres de la ficción o con su hermano, interpretado con excelencia por Joe Anderson. Sin embargo aún no me termina de convencer en sus escenas más extremas, y pierde terreno cuando es enfrentado a Max Minghella en el papel de su abogado y mejor amigo.
Hablando de estos dos, Joe Anderson tiene un momento cumbre a media película, en uno de los puntos clave de la trama que carga él completamente. Es una escena importantísima para comprender el desarrollo de los personajes, y la desesperación que transmiten sus ojos me ha dejado sobrecogido.
Max Minghella, por otro lado, tiene 3 escenas vitales en las que se come completamente al resto de sus compañeros y brilla. Hay una locura completa, una maldad y una obsesión en su mirada que atrapan al espectador.
June Temple tiene un papel mucho menor, de una sola nota. Es dulce, dulce, dulce, DULCE. No hay nada más, pero cumple porque te crees la pureza del personaje. Su versión joven, interpretada por Sabrina Carpenter, es aún más dulce si es posible. Y en un tema completamente sin relación con la película ni con la reseña, ¿no creen que Sabrina, con la estética que le ponen en la película, sería perfecta para interpretar a la versión joven de Lily Potter en la parte final de Harry Potter? Se lo comenté a mi amigo y estuvo de acuerdo. Luego pensó en las implicaciones incestuosas y necrofilicas que supondría Harry intentando vengar la muerte de su madre / novia con unos cuernos demoníacos. Lo sé, imágenes que no necesitaban. Seguro hay fanfics de eso, por cierto. 

Guión y Dirección: Si tomo la premisa de que el director, Alexande Aja, sabía que hacer con la película, entonces el punto débil de la misma queda en un guión incongruente. Si tomo en cambio como hipótesis que Keith Bunin hizo un buen guión, la película cae ante un estilo extraño e inestable de la mano de su director. También podría culpar al libro en que está basada la película, pero de alguna forma eso se siente como la salida fácil.

Escenas: Hay demasiadas escenas memorables en esta película, pero quiero dedicarle una especial consideración a la escena entre Ig y su mejor amigo Lee, el enfrentamiento entre Daniel y Max en que el segundo se come al primero. Como sabe, siempre escribo con spoilers. Imaginen esto. Ig llega al muelle para enfrentar a su amigo, le quita el collar y, finalmente sin la protección frente a los demonios de Ig, este le obliga a hablar. La locura en su mirada es absoluta cuando revela el profundo amor (lease enferma obsesión) que siente por Merrin, y esta se vuelve mayor cuando intenta salir impune del asesinato, al tiempo que planea matar a su mejor amigo, tirarlo al río y gritar suicidio. Es hermosa esta escena, si solo por ver que tan buen actor Max Minghella realmente es. También es genial porque Ig cae demasiado ridículamente al río, desesperado por apagar su coche en llamas.

Conclusón: Esta reseña es rara. Bastante rara, divago mucho y parezco algo ebrio la mitad del tiempo, aunque les aseguro que no he tomado nada en varias semanas. Triste, de hecho. Bueno, la película es básicamente lo mismo, quizás por ello me ha gustado tanto este extraño experimento de amargura y comedia que se eleva no por un historia especialmente trabajada sino por una historia manejada de una forma especial, memorable, incoherente. La oscuridad de Horns es perfecta, si bien la película como tal está lejos de serlo.

Lo Mejor: Su combinación de drama y comedia.
Lo Peor: Su combinación de drama y comedia.
En pocas palabras... El mejor tipo de bizarra incongruencia.
Calificación: 8.5

lunes, 15 de diciembre de 2014

Crìtica: Snowpiercer


Sinopsis: Es un futuro distópico, donde el mundo ha quedado sumergido en una perpetua era de hielo. Los únicos sobrevivientes son los pasajeros del Snowpiercer, un extenso ferrocarril que circunvala el planeta entero impulsado por un motor de duración infinita, y dentro del cual dos clases sociales opuestas , el frente privilegiado y la punta trasera marginada, se ven enfrentados en una nueva revolución social.

En General... Debo admitir que tengo una enorme debilidad por las distopías en todas sus formas y corrientes. Entonces, desde antes incluso de ver el trailer, ya sentía una gran disposición hacia Snowpiercer. Me alegra decir que no me decepcionó en su presentación del contexto y en su crítica social, si bien no llegara nunca a sorprender como otros ejemplos de distopías si lo han hecho. Pero vallamos por partes.
El inicio de la historia es relativamente callado, pero evoluciona rápidamente en una de las escenas más poderosas del año, ese momento deliciosamente retorcido, sádico y simplemente erróneo en que los niños son arrebatados, y los padres que les defienden castigados mientras la líder, con una sonrisa que haría orgullosa a cualquier villano, da su discurso. Esta secuencia representa un momento cumbre de la película, más no es el único.
Debo decir, sin embargo, que la historia que de aquí se desarrolla nunca logró interesarme completamente, mi atención mucho más centrada en los escenarios que van recorriendo en su búsqueda, y las frases que van soltando los personajes para crear contexto y explorar las contradicciones que este mundo representa. Al igual que todas las mejores distopías que existen, los personajes y sus travesías son sino la excusa perfecta para presentar un mundo condenado.
Por tanto debo destacar las escenas, si no la historia. Los momentos del camino que pesan más que el camino mismo. Así, el carro en que se elabora la comida, los niños estudiando o la pelea cuando finalmente son aprendidos representan grandes escenas perdidas en una historia menor, que se dibuja como menor precisamente para que no se coma a las escenas mismas.
Finalmente llegamos al clímax de la historia, momento en que las historias personales y colectivas se juntan en una revelación que, aunque predecible y ya usada en este tipo de relatos, no pierde su impacto por la maestría en que son retratadas en pantalla (más allá de alguna que otra actuación que no está a la altura). El final como tal de la película, en cambio mucho más metafórico, me ha gustado bastante por su simpleza.

Actuaciones: En un reparto sorpresivamente bueno me gustaría destacar por su indudable excelencia a dos. Primero, el protagonista Chris Evans que supone, al menos para mí, una agradable sorpresa en la cantidad de humanidad y complejidad que puede infundir a su personaje, un héroe que, como todo héroe distópico, es bastante unidimensional; es Evans quien realmente le infunde vida, y que logra  en ese clímax final que creamos que realmente se preocupa, que realmente le importa y que este viaje significó algo más que una venganza personal. Y en ese sentido, causar empatía con alguien a quien el guión nunca acaba de definir es su mayor logro.
Segundo es necesario dar aplausos a Tilda Swinton por crear un papel retorcido. Si a Evans se menciona aparte la humanidad de su personaje, con Swinton es necesario poner aparte la crueldad del suyo. Su Mason es absolutamente detestable, y la imagen que logran conjuntamente el actor, el diseñador de vestuario y el maquillador es absolutamente perturbadora, infernal, enferma en todo el sentido de la palabra (Mason no es solamente repugnante por dentro, sino su aspecto exterior da una fuerza demacrada, como una bruja moribunda pero llena de demonios interiores). Cuando Evans y Swinton se encuentran frente a frente resulta en una pareja explosiva. Y eso me encanta.
Quiero acabar esta sección señalando que, por alguna razón u otra, Ed Harris nunca acabó de venderme la idea de su villano. No es la primera ocasión que me pasa con él, tampoco.

Guión y Dirección: Bon Joon-ho sabe cuando tiene algo hipnótico enfrente, y es su gran preocupación por los detalles combinada con su fascinación por los lados más oscuros de la naturaleza humana lo que logran alzar a Snowpiercer, dándole su identidad y su ritmo. El guión, coautoría entre este y Kelly Masterson, es menor en el sentido de que su historia es menor, siendo el trasfondo social tomado de la novela visual en que se basa su mayor logro. Es entonces Joon-ho detrás de la cámara quien le da vida al mundo decadente presentado en Snowpiercer.

Factura Tècnica: Es imposible hablar de esta película sin hablar del majestuoso trabajo que realizan sus técnicos. Especialmente meritorio resulta el trabajo de los diseñadores de escenarios, de vestuario y de maquillaje, pues ellos lograron crean un mundo completo en el espacio tan reducido y casi claustrofòbico que representan los vagones de un tren. No me canso de parar la película para quedarme viendo la cantidad asombrosa de detalles que existen en cada uno de los vagones de este tren post-apocalíptico, en cada uno de las ropas que usan los personajes, sean los trapos sucios de las clases bajas rebeldes o las retorcidas y coloridas prendes de los acomodados. Es en su propia forma un universo suficientemente alcanzable y suficientemente alienígena para funcionar.

Escenas: Ya he mencionado algunas escenas, pero quiero remarcar nuevamente aquella que al principio llamé un "momento cumbre" de la película. Ese discurso que comienza la película, en el sentido de que le da su carácter y marca el ritmo y el tono que tendremos, me parece un ejemplo magistral en todos los aspectos, pues crea en un momento una sociedad. Swinton es una actriz muy talentosa, pero nunca me había hipnotizado y horrorizado tanto como cuando muestra sus chuecos dientes y habla de zapatos y sombreros.

Conclusión: Snowpiercer no es una obra maestra, pero tampoco creo que una obra de su características, un retrato de una sociedad destruida reflejo de nuestra propia (y cada vez más decadente) realidad deba serlo. Y, quizás por su propias características, funciona incluso mejor con imperfecciones que si representara un perfecto ejercicio del género. Snowpiercer es sobre todo una obra visceral, que nos habla en metáfora de lo que no queremos reconocer en nuestra propia cultura, y así logra crear empatía en una forma que no comprendemos completamente. Como ya dije al principio, amo las distopías, y esta película no va a ser la que cambie mi opinión.

Lo Mejor: La retorcida alma de Mason, reflejo de su sociedad.
Lo Peor: Los personajes se pierden dentro del Snowpiercer.
Descrita en Corto: Deliciosamente oscura.
Calificación: 7.5

viernes, 5 de diciembre de 2014

Recordando Películas: The Rocky Horror Picture Show (1975)


Si tuviera que describir The Rocky Horror Picture Show en pocas palabras, posiblemente diría que es el mayor y más irreverentemente desquiciado espectáculo homosexual del mundo. No creo que estuviera demasiado alejado de la realidad, y realmente te daría una buena idea del concepto general de la película. Pero como tenemos más espacio que esto, empecemos por el principio.

La película empieza haciendo close-up de unos hermosos labios rojos cantando "Science Fiction / Double Feature", un homenaje a todas esas películas "clase B" que con el tiempo han encontrado su público, volviéndose ahora de aquellas que llamamos "de culto". Y desde ese momento creo que sabes lo que te esperas.

Saltando un poco dentro de la película (aunque no lo hagas cuando la veas o te perderás el hilarante "Dammit Janet"), el tono que realmente hace destacar a la película explota por completo cuando entramos a aquella mansión con aspecto de película de terror del cine en blanco y negro. "Time Warp" nos recibe con un baile que, entre los círculos más extraños e incomprendidos del Internet, se ha vuelto un himno absoluto, y que personalmente me encanta por la estética que maneja durante su representación en la película.

Y luego "Sweet Transvestite". Esta canción merece su propio párrafo. Tim Curry no será el mejor actor de su generación, pero en esta película hace una clase de actuación magistral, absolutamente magistral. Y "Sweet Transvestite" es la pieza central de su función, es un showtopper en toda regla, al mismo nivel que "And I Am Telling You" de Dreamgirls o "All That Jazz" de Chicago, le duela a quien le duela. Solo verlo sentado sobre el sillón mientras habla de su obsesión favorita es la cosa más genial (y la más gay) que he visto en mucho tiempo.



Se mantiene como la cosa más genial de la película, pero no la más gay. No se si ese honor le toca a "I Can Make a Man Out of You", a su escena de doble seducción con Brad y Janet (la pareja protagonista, unos simples y planos personajes que realmente no saben en que se meten los pobres), a su discurso mientras introduce su experimento. Siendo honestos, solamente quise decir varias escenas memorables (a las que hay que sumarle el magnifico trabajo vocal de Meat Loaf en "Hot Pattotie, Bless My Soul" o la sensualidad de una apenas empezando Susan Sarandon en "Touch-a, Touch-a, Touch-a, Touch Me" o cada escena del maldito filme), porque el momento homoerótico máximo de esta cinta es el trío de actuaciones al final de la misma, todos vestidos como bailarinas de cabaret, todos acabando en una extraña orgía en la piscina en que todas las combinaciones posibles, y todas las sexualidades posibles, se hacen presentes.

"Rocky Horror" no tiene un buen final, algo apresurado, y su trama está llena de huecos en su lógica y en su linea cronológica que la dejan incompleta e incoherente. ¿A alguien le importa? NO. Porque "Rocky Horror" es más un espectáculo que vive para esa incoherencia, y que abraza completamente la delicada locura y la completa demencia. Es un SHOW como esos que no hacen hoy en día en las películas, porque es ridículo siendo consiente de su ridiculez, y es grande precisamente porque no tiene aires de grandeza. Es magníficamente insignificante, perfectamente imperfecta.

"Rocky Horror" no es para todos, es cierto, pero para aquellos que realmente la saben entender se vuelve inmediatamente el listón con el que medirán todo lo ridículo que encuentren ahora en su vida. Y eso me encanta. ME ENCANTA. Así que dale una oportunidad, quítate tus inhibiciones y salta al estallido de sexualidad de cualquier forma y de cualquier color, hasta que ya no haya vuelta atrás.

And Let's Do The Time Warp Again!!!!!!

domingo, 30 de noviembre de 2014

Crítica: Boyhood



A veces la vida simplemente te come. El crecer realmente es una aventura que cambia completamente todo en lo que crees, y de cambia, sea para mejor o para peor. Tras un semestre loco, estoy de vuelta, esta vez realmente espero de forma definitiva. No encontré mejor forma de volver que con una crítica a una película que, precisamente, trata de demostrar cuan extraño e imperfecto es crecer.

Sinópsis: Firmada a lo largo de 12 años, Boyhood relata las experiencias al crecer que tiene Mason, un hijo de padres divorciados, clase media, normal en casi cada aspecto de su vida. A través de sus ojos, que pasan de la inocencia de la infancia al cinismo de la adolescencia, conocemos a su vida y la de su familia, con especial énfasis en la relación que comparte con sus padres.

En General... Pienso decir esto de una vez: Boyhood NO me pareció una obra maestra, NO me pareció una película notable, NO me cautivó como ha hecho con tantos otros. No comprendo la razón de esto. En papel, y en trailer, Boyhood tiene todo para cautivarme, uno de los proyectos más interesantes y ambiciosos que se hayan hecho en los últimos años. Cuando comencé a ver la película con mi mejor amiga, recuerdo claramente, estaba considerablemente emocionado. Y, al menos en principio, la película logró mantener mi interés completo.
Luego, poco antes de la hora, algo pasó. Parte de la culpa pudieron ser los continuos saltos en el tiempo que me resultaron inconexos y mal pensados. O pudo ser la falta de una historia continua que me permitiera adentrarme en los personajes. El punto es que perdí interés rápidamente en su trama, y las situaciones relatadas se me hicieron demasiado intrascendentes, incluso dentro del contexto de una familia de clase media viviendo el día a día. 
Ahora, que la película resulta por momentos entrañable, y tiene algunos grandes detalles que encumbran momentáneamente su metraje, en especial aquellos que el niño comparte con sus padres. Mas no puedo evitar pensar, cuando veo la película como un todo, que podría ser mucho mejor, y que tuvieron tantas oportunidades de ser geniales y las dejaron de lado. Para mí la película perdió su rumbo.

Actuaciones: He escuchado tantas cosas sobre la actuación de Patricia Arquette que creo que debo empezar con ella. Hace un buen papel, sientes natural casi todo momento, pero un guión que muestra solo las consecuencias sin atender a causas ocasiona que resulte casi contradictorio, y su viaje queda truncado por esas incongruencias. Ella intenta salvar un personaje extraño, y casi lo logra. Pero, al acabar de ver la película, ella se ha quedado en un casi.
Mucho más digno de elogio, para mí, resulta el protagonista de la película. Ellan Coltrane empezó como un niño y creció frente a nosotros, así que no es sorpresa que esos sentimientos de confusión, miedo, alegría o enojo que sientes durante el proceso le hayan salido naturales. Quizás sea por la edad en que me encuentro, pero se me hizo mucho más fácil empatizar (y llenar los huecos de la historia) con su personaje, y sentir su actuación mucho más real que la de sus coprotagonistas.
Ethan Hawke también me parece digno de mención, pero aunque hace un papel completamente natural al tiempo que le mete profundidad a un personaje que pudo parecer de una sola nota, al mismo tiempo no puedo evitar tener la sensación de ya haber visto antes esta actuación, de la mano del mismo actor.
Y el cuarteto protagonista se cierra con Lorelei Linklater. No se que decir de ella. Honestamente no lo se. Cuando he acabado la película, quitando algunas escenas durante su infancia en que se despide de la casa a llantos, no puedo recordar que ha pasado con ella en la película.

Guión y Dirección: No puedo evitar pensar que el mayor problema de la película recae en un guión demasiado ambicioso. Al principio pensé que tal vez los años hicieron que los cambios en la historia hicieran que esta acabara fuera del rumbo previsto pero, tras escuchar una entrevista de Arquette en que revela que el guión se fue escribiendo al ritmo de la película, no puedo evitar pensar que tal vez desde el principio no tenía un rumbo fijo. Y aunque esta falta de rumbo es ventajosa pues refleja la vida misma, en una película de esta clase, en que se muestran momentos cortados y en la gran mayoría debemos asumir y adivinar las razones de los personajes y las consecuencias de sus acciones, esa falta de rumbo causa contradicciones. El ser humano es complejo, pero la película falla en darle contexto a esta complejidad, y eso es error, para mi, de Richard Linklater. Peor resulta que, en su trilogía Before, ya ha demostrado que es perfectamente capaz de crear este contexto, y de armar personajes complejos sin ser necesario mostrar todos los momentos que los hicieron así. No entiendo que pasó aquí precisamente.


Escenas: Hay algunas escenas que se me quedaron de la película por su irrefutable honestidad. La mudanza casi al principio de la misma. Las pláticas que mantiene con su padre. Ese momento en la sala de fotografía con su profesor. Pero la escena final de la madre, he de decirlo, NO me pareció tan natural, sino forzada en un personaje que no se decide por quién es. Quizás sea porque mi propia experiencia al crecer, en el sentido de la relación con mi madre al momento de irme a estudiar, fue completamente diferente, pero no puedo entenderla ni sentir por ella empatía. El final, aunque un momento tierno y metafóricamente poderoso, también me dejó con un extraño sabor de vacío en la boca. Creo que esa era la intención de la película.

Conclusión: Cuando terminó la película, voltee a ver a mi amiga y dije: "¿eso es todo?". Ahora, quiero aclarar que no pienso que la película sea mala, es una pequeña película, agradable pero olvidable, con un planteamiento fuerte al que no logra dar justicia en mi opinión. Quizás en el futuro, cuando haya crecido más y alejado mi propia infancia, pueda entender mejor el reto y el mensaje que supone Boyhood.
Pero por el momento, como le dije a mi amiga, si tardas 12 años en hacer una película, debería ser la maldita mejor película de tu vida. Y, hablemos del director, del guionista o de los actores, ellos lo han hecho mejor.

Lo Mejor: El Viaje de Mason
Lo Peor: El Viaje de su madre
Descrita en Corto: Perdida en la vida
Calificación: 6.5

jueves, 3 de julio de 2014

2° Yukiteru's Anonymus Award: Parte 02


Como habrán podido notar, es obvio que no tengo vergüenza. Pasaron muchas cosas estos meses, pero eso no es excusa. Al menos, finalmente son vacaciones. A ver películas. Y a acabar de una maldita vez con estos premios que debería haber terminado hace meses.


Mejor Actor Principal
05. Will Forte como David Grant, en Nebraska
04. Liam James como Duncan, en The Way Way Back
03. Mathew MacConaughey como Ron Woodroof, en Dallas Buyers Club
Runner-up: Joaquin Phoenix como Theodore Twombly, en Her

GANADOR: LEONARDO DICAPRIO COMO JORDAN BELFORT
THE WOLF OF WALL STREET



Mejor Actriz Principal
05. Lena Headey como Mary Sandin, en The Purge
04. Sarah Bolger como Lucy Diamond, en As Cool As I Am
03. Cate Blanchett como Jeanette "Jasmine" Francis, en Blue Jasmine
Runner-up: Sandra Bullock como Dr. Ryan Stone, en Gravity

GANADORA: BARBARA SUKOWA COMO HANNAH ARENDT
HANNAH ARENDT



Mejor Reparto
05. El Reparto de The Bling Ring
04. El Reparto de Blue Jasmine
03. El Reparto de Saving Mr. Banks
Runner-up: El Reparto de American Hustle

GANADOR: EL REPARTO DE AUGUST: OSAGE COUNTY



Mejor Guión
05. Blue Jasmine, por Woody Allen
04. The Way Way Back, por Nat Faxon y Jim Rash
03. Hannah Arendt, por Margarethe von Trotta y Pam Katz
Runner-up: Before Midnight, por Richard Linklater, Ethan Hawke y Julie Delpy

GANADOR: HER
GUIÓN POR SPIKE JONZE



Mejor Película Animada
03. The Croods
Runner-up: Monsters University

GANADOR: FROZEN



Mejor Película de Habla no Inglesa
03. The Broken Circle Breakdown
Runner-up: Blue is the Warmest Color

GANADOR: HANNAH ARENDT



Mejor Director
05. Nat Faxon y Jim Rash, The Way Way Back
04. David O. Russell, American Hustle
03. Spike Jonze, Her
Runner-up: Martin Scorsese, The Wolf of Wall Street

GANADOR: ALFONSO CUARÓN
GRAVITY


MEJOR PELÍCULA

05. The Purge
Un relato gore con un sorprendentemente complejo trasfondo social y un apartado técnico excelente, especialmente tomando en cuenta su limitado presupuesto. Muy bien ejecutadas sus escenas, y su ambientación merece ciertamente reconocimiento.

04. The Wolf of Wall Street
Una película divertida, irreverente y polémica como pocas, pero con una estructuración extraordinaria, un apartado técnico cuidado al detalle y unas actuaciones completamente memorables, encabezadas por un Leonardo DiCaprio que nunca había exhumado tanto carisma.

03. Hannah Arendt
Una pequeña película extranjera de arte que presenta una de las historias mejor tratadas del año, con una actriz principal completamente transformada en una de las mentes más complejas del siglo XX. Hannah Arendt es un pequeño pedazo de historia a su propia manera.

RUNNER-UP: GRAVITY
Una obra notable de un gran director, Gravity resalta por tener el mejor apartado técnico del año, con unos efectos que desafían la lógica y una Sandra Bullock que jamás había estado mejor. Es una obra que enlaza lo mejor del cine taquillero y el cine de autor.

GANADORA: HER
Una obra maestra del nuevo milenio, creada para una cultura pop obsesionada con la tecnología en un mundo cambiante. Her es compleja, es hermosamente poética y está construida al detalle para darle un sentimiento de fantasía y de futuro. Es brillante como pocas, y te hace soñar, reír, llorar.


Her: 4 de 8 (Película, Guión, Banda Sonora y Película Poética)
Gravity: 2 de 6 (Director, Apartado Visual)
The Wolf of Wall Street: 2 de 5 (Actor Principal, Película Entretenida)
Hannah Arendt: 2 de 4 (Actriz Principal, Película de Habla no Inglesa)
The Purge: 1 de 4 (Película Impactante)

American Huslte: 1 de 3 (Actriz Secundaria)
As Cool as We Are: 1 de 3 (Actor Secundario)
August: Osage County: 1 de 2 (Reparto)
Frozen: 1 de 2 (Película Animada)
World War Z: 1 de 2 (Montaje)

Blue Jasmine: 0 de 5
The Way Way Back: 0 de 5
Dallas Buyers Club: 0 de 3
The Hunger Games: Catching Fire: 0 de 3

sábado, 3 de mayo de 2014

2° Yukiteru's Anonymus Award: Parte 01


A solo unos días de los Blogger Awards 2014, el máximo premio entregado por los bloggers hispanohablantes, finalmente publico lo que para mí, personalmente, ha sido lo mejor del año. Esta es la primera parte de los premios. A ver que opinan...




Mejor Apartado Visual
05. Iron Man 3
04. The Hunger Games: Catching Fire
03. Her
Runner Up: World War Z

GANADOR: GRAVITY



Mejor Banda Sonora
05. The Way Way Back
04. Philomena
03. Frozen
Runner-up: Gravity

GANADOR: HER



Mejor Montaje
05. The Hunger Games: Catching Fire
04. Her
03. Gravity
Runner-up: The Wolf of Wall Street

GANADOR: WORLD WAR Z



Película más Entretenida
05. Admission
04. Nosotros los Nobles
03. This is the End
Runner-up: The Hunger Games: Catching Fire

GANADOR: THE WOLF OF WALL STREET



Película más Impactante
05. Short Term 12
04. The Call
03. 12 Years a Slave
Runner-up: Dallas Buyers Club

GANADOR: THE PURGE



Película más Poética
05. At Middleton
04. Before Midnight
03. As Cool As I Am
Runner-up: The Way Way Back

GANADOR: HER



Mejor Actor Secundario
05. Bobby Cannavale como Chili, en Blue Jasmine
04. Colin Farrell como Travers Robert Goff, en Saving Mr. Banks
03. Rhys Wakefield como Líder, en The Purge
Runner-up: Jared Leto como Rayon, en Dallas Buyers Club

GANADOR: JAMES MARSDEN COMO CHUCK DIAMOND
AS COOL AS I AM



Mejor Actriz Secundaria
05. Sarah Paulson como Mary Epps, en 12 Years a Slave
04. Julianne Nicholson como Ivy Weston, en August: Osage County
03. Emma Watson como Nicki Moore, en The Bling Ring
Runner-up: Sally Hawkins como Ginger, en Blue Jasmine

GANADORA: JENNIFER LAWRENCE COMO ROSALYN
ROSENFELD, AMERICAN HUSTLE


Eso es todo por el momento. Próximamente, y espero que en menos de un mes, la segunda tanda de ganadores. Por el momento, el palmares queda así:

Her 2 de 4 (Mejor Banda Sonora, Película Más Poética)
Gravity 1 de 3 (Mejor Apartado Visual)
As Cool As I Am 1 de 2 (Mejor Actor Secundario)
The Purge 1 de 2 (Película Más Impactante)
The Wolf of Wall Street 1 de 2 (Película Más Entretenida)
World War Z 1 de 2 (Mejor Montaje)
American Hustle 1 de 1 (Mejor Actriz Secundaria)

The Hunger Games: Catching Fire 0 de 3
Blue Jasmine 0 de 2
Dallas Buyers Club 0 de 2
The Way Way Back 0 de 2
12 Years a Slave 0 de 2

domingo, 23 de marzo de 2014

2° Yukiteru's Anonymus Award: Nominaciones


No publiqué nada en casi un mes por dos razones. La primera, seguía intentando contener mi enojo por la victoria de 12YaS y evitar publicar demasiadas groserías. La segunda, ocupaba todo mi (poco) tiempo libre a acabar la larga lista de películas para los Blogger Awards, que ya empiezan nominaciones MAÑANA. Y de paso, para que tengan una idea de a quien voy a votar, esta es la segunda edición de mis premios. Se que anónimo está mal escrito, gracias. 


Mejor Apartado Visual
(Dirección Artística, Maquillaje, Vestuario, Fotografía, Efectos Visuales)
Gravity
Her
Iron Man 3
The Hunger Games: Catching Fire
World War Z


Mejor Banda Sonora
(Original o Adaptada, incluye Canciones)
Frozen, música por Christophe Beck / Robert Lopez y Kristen Anderson-Lopez
Gravity, música por Steven Price
Her, música por Arcade Fire / Karen O
Philomena, música por Alexandre Desplat
The Way Way Back, música por Rob Simonsen / Varios Artístas


Mejor Montaje
Gravity, edición por Alfonso Cuarón y Mark Sanger
Her, edición por Jeff Buchanan y Eric Zumbrunnen
The Hunger Games: Catching Fire, edición por Alan Edward Bell
The Wolf of Wall Street, edición por Thelma Schoonmaker
World War Z, edición por Roger Barton y Matt Chesse


Película Más Entretenida
Admission
Nosotros los Nobles
The Hunger Games: Catching Fire
The Wolf of Wall Street
This is The End


Película Más Impactante
12 Years a Slave
Dallas Buyers Club
Short Term 12
The Call
The Purge


Película Más Poética
As Cool As I Am
At Middleton
Before Midnight
Her
The Way Way Back


Mejor Actor Secundario
Bobby Cannavale como Chili, en Blue Jasmine
Colin Farrell como Travers Robert Goff, en Saving Mr. Banks
Jared Leto como Rayon, en Dallas Buyers Club
James Marsden como Chuck Diamond, en As Cool As I Am
Rhys Wakefield como Lider, en The Purge


Mejor Actriz Secundaria
Sally Hawkins como Ginger, en Blue Jasmine
Jennifer Lawrence como Rosalyn Rosenfeld, en American Hustle
Julianne Nicholson como Ivy Weston, en August: Osage County
Sarah Paulson como Mary Epps, en 12 Years a Slave
Emma Watson como Nicki Moore, en The Bling Ring


Mejor Actor Principal
Leonardo DiCaprio como Jordan Belfort, en The Wolf of Wall Street
Will Forte como David Grant, en Nebraska
Liam James como Duncan, en The Way Way Back
Matthew MacConaughey como Ron Woodroof, en Dallas Buyers Club
Joaquin Phoenix como Theodore Twombly, en Her


Mejor Actriz Principal
Cate Blanchett como Jeanette "Jasmine" Francis, en Blue Jasmine
Sarah Bolger como Lucy Diamond, en As Cool As I Am
Sandra Bullock como Dr. Ryan Stone, en Gravity
Lena Headey como Mary Sandin, en The Purge
Barbara Sukowa como Hannah Arendt, en Hannah Arendt 


Mejor Reparto
El Reparto de American Hustle
El Reparto de August: Osage County
El Reparto de Blue Jasmine
El Reparto de Saving Mr. Banks
El Reparto de The Bling Ring


Mejor Guión
Before Midnight, guión original por Richard Linklater, Ethan Hawke y Julie Delpy
Blue Jasmine, guión original por Woody Allen
Hannah Arendt, guión adaptado por Margarethe von Trotta y Pam Katz en base a la historia real de Hannah Arendt
Her, guión original por Spike Jonze
The Way Way Back, guión original por Nat Faxon y Jim Rash


Mejor Película Animada
Frozen
Monsters University
The Croods


Mejor Película de Habla no Inglesa
Blue is The Warmest Color, producción franco-bélgica-española en lengua francesa
Hannah Arendt, producción germano-franca en lengua alemana, francesa, inglesa, hebrea y latina
The Broken Circle Breakdown, producción bélgica en lengua neerlandesa


Mejor Director
Alfonso Cuarón, por su trabajo en Gravity
Spike Jonze, por su trabajo en Her
Nat Faxon y Jim Rash, por su trabajo en The Way Way Back
David O. Russell, por su trabajo en American Hustle
Martin Scorsese por su trabajo en The Wolf of Wall Street


MEJOR PELÍCULA
GRAVITY
HANNAH ARENDT
HER
THE WOLF OF WALL STREET
THE PURGE

Her - 8 Nominaciones
Gravity - 6 Nominaciones
The Wolf of Wall Street - 5 Nominaciones
Hannah Arendt - 4 Nominaciones
The Purge - 4 Nominaciones

Blue Jasmine - 5 Nominaciones
The Way Way Back - 5 Nominaciones
American Hustle - 3 Nominaciones
As Cool As I Am - 3 Nominaciones
Dallas Buyers Club - 3 Nominaciones
The Hunger Games: Catching Fire - 3 Nominaciones
Before Midnight - 2 Nominaciones
Saving Mr. Banks - 2 Nominaciones
August: Osage County - 2 Nominaciones
12 Years a Slave - 2 Nominaciones
Frozen - 2 Nominaciones
World War Z - 2 Nominaciones
The Bling Ring - 2 Nominaciones

domingo, 2 de marzo de 2014

Cosas que pienso antes de los Oscar


Hoy en la noche, en unas pocas horas, se acabará la temporada de premios de este año. Hoy será una de las grandes noches del séptimo arte, por una razón o por otra. Ya todos han dado sus opiniones sobre las películas, ya todos han criticado y alabado las nominaciones a partes iguales, ya todos han hecho sus apuestas por los ganadores en todas y cada una de las categorías. Y ya solo quedan ciertos pensamientos al azar, sin demasiada importancia, que llenan las mentes de cinéfilos en todo el mundo. Estos son 3 de los míos. No tienen demasiado sentido, pero bueno.

  • La academia casi nunca premia lo que debería premiar.
Siempre hacen lo mismo, ¿saben? Premian prematuramente a actores, directores, películas, emocionados en el calor del momento, dejándose llevar por las campañas y la sobre-exposición de algunos, y luego pasa un año y todo parece mal. 
Que es que siempre hay de todo. Películas que no resisten el paso del tiempo (te hablo a ti, The Artist),;actores y directores que no merecían el premio y ahora lo merecen pero, como ya ganaron, pues simplemente no se los dan (Martin Scorsese lo merecía totalmente por Hugo); actores que no han hecho nada luego de ese momento de gloria (díganse, casi todas las ganadores de Mejor Actriz en los primeros años del siglo XXI); infinitas deudas que nunca parecen completamente saldadas.
Este año, tenemos una Jennifer Lawrence soberbia, que no ganará porque ya la premiaron, injustamente, el año pasado, por ejemplo. Así como un guión que irá a O'Russell para evitar que se valla al vacío. Luego Mathew ganará simplemente porque es su momento, independientemente de la fuerza de su actuación (que es mucha). Lo mismo de siempre.

  • La academia nunca parece ver hacia el futuro.
Esto creo que es culpa de tener a 6000 hombres blancos mayores de 60, que hace mucho no hacen películas y que están completamente desconectados del mundo actual. Ellos ya no van al cine, ya no van a las alfombras rojas, ni están enterados de las opiniones que tienen las personas actuales.
Por eso es que casi siempre prefieren refugiarse en el clasicismo en lugar de apostar por lo nuevo. Siempre empeñados en que el cine debería ser siempre igual, sin evolucionar; solo en rarísimas ocasiones se atreven a romper las reglas. Por cada Señor de los Anillos o Slumdog Millionarie que hay, hay muchos Crash, The Artist, El Discurso del Rey, A Beautiful Mind o Shakespeare in Love que colman los premios y que son olvidadas tan rápido como llegaron.
Solo queda ver si ahora mismo si se atreverán a ver al futuro (digase Gravity, Her, The Wolf of Wall Street) o se refugiarán nuevamente en un clasicismo fácilmente olvidable (12 Years a Slave).

  • Amo completamente a Ellen DeGeneres
Para acabar con una nota alegre. Este año la ceremonia se antoja divertida; los pronósticos son optimistas. 
Ojalá al final sin tengamos unos premios como se merecen, a pesar de que los ganadores al final dejen mucho que desear. Esperemos que la gran comediante Ellen este a la altura, que no tenemos una ceremonia digna de mención desde que Hugh Jackman estuvo al frente.
Ya el tiempo dirá si finalmente 12 Years sobrevivirá el paso del tiempo, si Lupita tiene una gran carrera, si Blanchett puede ganar un tercero, si Cuarón realmente cambió el cine y si Her realmente mostró una historia digna de copiarse. Ya el tiempo pondrá a todos en su lugar.
Mientras tanto, sin embargo, tenemos el humos, el glamour, la diversión y la locura de esta noche, y ya estaremos todos riendo, llorando, sufriendo o lo que sea. Esperemos todo acabe bien.
Desde México, apoyando a Gravity (porque me parece el mejor espectáculo del mundo), apoyando a Lawrence (que seguiré gritando que el año pasado no lo merecía pero este si ) y a Blanchett (porque simplemente es maravillosa), los dejo. Disfruten lo que puedan de la gran última noche.

domingo, 23 de febrero de 2014

Crítica: 12 Years a Slave


Falta solamente 1 semana para los Premios de la Academia. Los Oscars. Es el final de un año largo de premiaciones en que rara vez se premia objetivamente lo mejor. A ver que pasa el próximo Domingo. A ver...

Argumento: Basada en las memorias de Solomon Northup, es la historia de un mulato nacido libre en Nueva York que fue secuestrado en Washington en 1841 para ser vendido como esclavo y que trabajó en plantaciones de Louisiana durante 12 años, hasta su liberación.

En general... Nunca había realmente entendido que era lo que llamaban una "película manipuladora" hasta que he visto 12 años como esclavo. Digo, es cierto que hay muchas películas que pecan de ser excesivamente emotivas, pero es diferente. Esta se pasa en su deseo de hacer a la audiencia sufrir con trucos baratos.
12 años como esclavo es una película muy bien hecha; está cuidada a la perfección su ambientación, y las actuaciones del reparto están de cierto forma a la altura. Y, sin embargo, el guión no aporta nada, ni en un sentido ni en otro, sobre la esclavitud. Que si es muy cruel, si, lo es, pero la película, a pesar de no tener problema alguno en mostrar las horribles escenas de tortura y violación, no parece realmente atreverse a atacar directamente al régimen. 
Y todos los personajes, sea el protagonista o los múltiples secundarios casi en cameos que se nos presentan, no están bien dibujados, no se explican razones, ni motivos, ni sentimientos. Son solo instrumentos para dar un  espectáculo de violencia innecesario, pues parecen ignorar el dolor emocional y las contradicciones filosóficas en favor de latigazos. 
Así que, en general, la película te hablará de cuan horrible la esclavitud. Solo de eso. No te importarán los personajes, no te causarán empatía ni el protagonista ni ninguno de los secundarios. Y yo, al menos, quiero más que violencia en las películas que veo.

Actuaciones: Chiwetel Ejiofor tiene un papel protagonista que podría cambiar carreras de hacerse bien. Pero, y honestamente creo esto es más culpa del Director y del Guionista que del Actor, el personaje sale demasiado plano, sin ningún tipo de motivación a parte de los primeros 15 minutos, e incluso esta parece morir rápido. Y allí, el resto de la película, es solo una cara fría, sumisa, que se torna aburrida rápidamente. Tiene algunos buenos momentos, especialmente cuando comparta pantalla con Michael Fassbender, pero poco más que decir.
Y ya hablando de Fassbender, es curioso como puede ser al mismo tiempo un villano convincente y una broma barata. Solamente en sus escenas con Lupia Nyong'o se muestra realmente esa gran vena cruel y esa lujuria desenfrenada (que me reuso a llamar amor). 
Seguimos con Nyong'o. Es un buen papel. Es el más emotivo de todos. Y tiene algunas de las mejores escenas de la película (la plática a media noche, la barra de jabón , la violación y la tortura). Ahora, que estar digna del montón de premios que ha recibido, NO. Promete a futuro, pero aquí solamente empieza a mostrar sin llegar nunca allí. La nominación tal vez es merecida, pero no quiero que gane. No quiero.
A mi, personalmente, me gustó más Sarah Paulson. Es una actuación contenida y corta, pero es la que muestra en sus ojos el desdén, la codicia y la supuesta superioridad contra los negros que deberían mostrar también el resto de los "dueños". Es ella la que realmente se saborea cruel, manipuladora y macabra, la verdadera arma detrás del personaje de Fassbender.

Guión y Dirección: Hay cierto problema en un guión que parece poner escenas de tortura y luego, alrededor de ellas, escribir una historia. Y más aún si le sumas un director que parece tener un placer macabro en mostrar sangre y violencia. Es por eso que tengo un problema con John Ridley ganando el Oscar por guión, y más aún con Steve McQueen ganando como Director. Ninguno lo merece por una película que será recordada no por su historia, no por su emotividad, no por sus actuaciones, no por su mensaje, sino por lo real que muestran los latigazos en la espalda.

Apartado Técnico: Si hay algo que realmente merece ser rescatado de 12 Years a Slave, es lo hermoso de su dirección artística y diseño de vestuario. Las casas del siglo XIX, acompañadas por las miserables escenas del campo de cultivo. Los vestido enormes, decorados, hechos a la perfección. Es algo hermoso.
El equipo de maquillaje también hace un buen trabajo con las escenas de tortura, se te pone la carne de gallina con la sangre que por todos lados parece escurrir. Es notable, eso lo puedo decir.

Conclusiones: 12 Years a Slave es una película causada para manipular, para poder llamar racista a cualquiera que no vote por ella. McQueen se quiere llamar el gran visionario por mostrar en pantalla cuan real puede lucir la sangre. Pero, quitándole esas escenas de relleno que no apartan nada a la historia si no hacerla más gráfica (llámese 80% de la película), no tienes ni una buena historia, ni una buena dirección, ni unas actuaciones realmente sobresalientes. Esta película es un espectáculo violento, nada más.

Escena: La gran azotada de Nyong'o, simplemente por que a parte de latigazos, por una vez tiene actuaciones realmente emotivas.

Lo Mejor: A falta de algo más, las actuaciones.

Lo Peor: Que es poco más que un espectáculo gore, y que muchos se dejarán enamorar por él.

Calificación: 6.5 (Seis y Medio)

miércoles, 19 de febrero de 2014

Cineteca Nacional: Hannah Arendt


Hace unos meses fui con unos amigos al cine en la Cineteca Nacional, ese pequeño rincón de cine perdido en la ciudad, donde algunas de las mejores y más desconocidas películas acaban encontrando su lugar. Esa vez fue la primera vez que iba, y desde entonces solo he podido querer ir más y más. Y así está esta sección, de películas que allí he encontrado. La primera, esa que me hizo enamorarme de la Cineteca, se llamaba Hannah Arendt.

Argumento: La película es un biopic sobre la gran filosofa Hannah Arendt, específicamente durante 1961, cuando escribió para el New Yorker un famoso, a iguales partes alabado y repudiado, artículo sobre el juicio del ex-nazi Adolf Eichmann, en que introducía el concepto que sería llamado "la banalidad del mal".

En General: La cosa empezó demasiado lento para mi gusto. Iba con dos amigos, y durante la introducción casi nos hemos dormido en las butacas, pues la acción a penas sentíamos avanzaba. Y entonces, justo cuando iba a cerrar los ojos, el juicio comenzó.
El juicio. Es allí donde la película realmente cobra vida, donde la película comienza a moverse en la historia y encuentra el ritmo que requiere para enamorar. De allí, jamás vuelves a perder por un segundo la atención, y la emoción va aumentando progresivamente hasta llegar a ese gran monologo final, en que realmente tanto el guión como la actriz principal dan todo de si, y te acaban haciendo caer rendido completamente a los pies de esta película. Honestamente, tras ese monologo en que defiende con todo lo que tiene lo que ha hecho, estuve a un segundo de pararme y aplaudir en medio del cine, porque fue simplemente perfecto.

Actuaciones: Para una obra que tiene tantos buenos actores, y casi todos interpretando prominentes escritores, filósofos, profesores y reporteros del siglo XX, es sorprendente lo mucho que pueden ser opacados por dos. 
Primero, es la protagonista de la obra, la maravillosa Barbara Sukowa en el papel titular. Hay pocas cosas más difíciles que tomar a un papel que es tan serio, huraño y cerrado como Arendt y darle alma y corazón, permitiendo que enfatice con el público. Ella lo logra, porque su Hannah es completa, interesante, y llena de sentimientos a pesar de pasar media película con la mirada fría en el rostro. Especialmente potente en las imágenes con su amigo israelí, cuando enfrente por primera vez las críticas, y ese hermoso monólogo final que oficialmente es lo mejor del año.
En segundo lugar, seguimos con la propia Hannah, ahora en la piel de la joven Friederike Bencht. Esos flashback fueron deliciosos por ella, que sabe meterse completamente en el cuerpo de una joven en los tiempos de los Nazi, intentando comprender quien era realmente. Me gusto, simplemente me gusto.

Guión y Dirección: El guión de Hannah Arendt está escrito para ir avanzando en el ritmo de forma constante más pausada, y la dirección trabaja con este controlándolo perfectamente. No resulta sorpresa que ambos sean realizados por la misma persona, Margarethe von Trotta, una de las cineastas alemanas más importantes de la época. 

Apartado Técnico: Había algo absolutamente hermoso en la dirección artística, en el vestuario y en el maquillaje que había en la película. Se veía tan simple a primera vista, pero viendo de cerca era tan cuidadoso hasta el último detalle, hecho con toda la dedicación del mundo. Me ha llevado de vuelta a aquellos años, a los años de la Guerra Fría, del cambio y de la noble sobrés. 

La Escena: Lo dije ya como mil veces, y lo volveré a decir. Ese monologo. ESE MONOLOGO. Era tan hermoso. Vale la pena verlo una y otra y otra vez, hasta que sientes que todo lo que sabías ha cambiado completamente.

Conclusiones: Hay algunas cosas que aprendí con esta película. Primero, debo ir más a la Cineteca Nacional. Segundo, debo ver mas cine de von Trotta. Tercero, no hay nada mejor que un monologo final bien escrito. Y finalmente, Sukowa es simplemente maravillosa.

Lo Mejor: EL MONOLOGO.

Lo Peor: Un inicio demasiado lento.

Calificación: 8.5 (Ocho y Medio)

viernes, 14 de febrero de 2014

Crítica: American Hustle


Es 14 de Febrero. No tengo novia. Mis amigos salieron con las/los suyas/os. Tengo ganas de ver un montón de películas de amores trágicos. Moulin Rouge. Titanic. One Day. Cosas así, ya saben, donde uno se muere y es como Ouch. Pero bueno, a lo que venimos.

Argumento: Una re-interpretación, más o menos inexacta, de unos de las estafas más importante de los Estados Unidos durante la década de los 70's. El astuto estafador Rosenfeld y su compañera Prosser se ven forzados a trabajar con el agente del FBI DiMaso para traer abajo a los mafiosos y políticos que pueblan Nueva Jersey, sin saber ninguno en que se está metiendo en realidad.

Opinión General: David O'Russell tiene un estilo muy particular; a pesar de ser historias generalmente "clichés", sabes perfectamente que se trata de su trabajo por su forma de contarlas. Sus tres últimos trabajos conforman una extraña trilogía de "crítica social" en la que la realidad se da la vuelta y la sociedad se tira de cabeza desde el techo. Si en The Fighter teníamos el drama más realista, sin maquillaje y sin pretensiones; si en Silver Linnings Playbook teníamos a la realidad embellecida con esperanza en una comedia romántica con cierta profundidad. Bueno, aquí tenemos a la realidad destrozada, tirada la casa por la ventana y toda la cordura por los suelos.
American Hustle es una película rápida, demasiado rápida para que realmente podamos apreciar cualquier cosa de todo lo que está pasando. Pero pasa, y cuando llegas al final te das cuenta que llevas horas viendo cuan rápido pueden caer y traicionar a sus principios todos. TODOS. No es una fábula de superación como, de cierta forma, las dos películas antes mencionadas. No. American Hustle es simplemente sobre como todo se va a la mierda, y que hay que tener diversión mientras esto pasa. Porque, que diablos, es todo lo que tenemos.

Actuaciones: O'Russell ya es un viejo conocido de casi todos los protagonistas de esta película. Y, como es costumbre, sabe exprimirle a (casi) todos lo mejor que tienen. Así que, de los 5 protagonistas, del que da más al que da menos, ¿les parece?
1. Jennifer Lawrence como Rosalyn Rosenfeld. Lawrence es la adorada del momento en el corazón de básicamente todos. Y, mierda, pero que bien actúa. Es aquí donde hace todo lo que un papel ganador al Oscar debería. Todo lo que, para mí, le quedo corto en SLP. Es divertida, es dramática, es complicada, es sensual (Y MUCHO), es descarriada. Una robaescenas absoluta, con una profunda y potente mirada, que nos deleita cada vez que sale defendiendo lo que es suyo, y dándose cuenta después que nunca lo fue realmente.
2. Amy Adams como Sydney Prosser. La protagonista femenina es un papel muy difícil de hacer, pues en todo momento actúa, estafa y engaña, y nunca sabemos si el amor es real o mentira. Amy, una actriz versátil como pocas, que pasa de ser la princesa de Disney a una ebria camarera de un bar como si nada, da un papel muy interesante. Pero el ritmo de la película aquí afecta, y si con Lawrence hace que brille más, a Adams causa que nunca acabe de gustarte completamente ni el personaje ni su actuación. No hay tiempo de apreciarla.
3. Bradley Cooper como Richard DiMasso. Si alguien me decía que Cooper era así de bueno actuando hace unos 2 o 3 años, coño, pero me reía en su cara. Ahora, encontrando su tipo de dramedy, nos ha dado muy buenos papeles. Es el más humano, para mí, pues es solo un hombre que empieza queriendo hacer lo correcto y su propia ambición y lujuria le hacen perderse y caer. Divertido.
4. Jeremy Renner como Carmine Polito. No tiene mucho que hacer, siendo el político bueno y correcto que cae simplemente por querer hacer, realmente, lo mejor para su ciudad. Una extraña fábula de que el bueno no gana. Tiene una muy buena escena, casi al final, con Bale. Pero eso es todo.
5. Christian Bale como Irving Rosenfeld. Su único logro es que no sepamos que es él la primera vez que vemos el trailer o el póster. De allí, es un personaje tan taciturno, aburrido en extremo, al que todos y cada uno de los demás actores le roban protagonismo. Lo siento, Bale. Puedes hacerlo mejor. Sonríe, párate y regresa la nominación al Oscar, que bien sabemos no te merecías.


Guión y Dirección. El guión tiene grandes aciertos y también grandes errores. Su principal acierto es hacer la historia rápida, interesante, complicada, sabiendo darle a (casi) cada personaje una trama interesante. Su principal error es que la historia, en su intento de hacerse rápida e interesante, acaba perdiendo en muchas ocasiones a los personajes, especialmente aquellos protagonistas.
O'Russell, que también coescribe el guión, da una dirección sólida, que sabe moverse al ritmo que lo requiere la historia, y que sabe como trabajar con sus actores, porque eso es al final. Un film hecho para que los actores se luzcan en papeles jugosos, de esos que gustan a la Academia. O'Russell lo sabe. Y por eso su labor es simple, y la hace bien: los hace brillar.

Apartado Técnico. El maquillaje, la peluquería, el vestuario y la dirección de arte son, en resumen, una delicia absoluta. Todos se ven maravillosos, especialmente ellas. Amy Adams, en sus vestidos escotados, nunca se había visto más sexy; su pelo rojizo rizado o lacio, no importa. Los cuarto están hechos simples, pero preciosos, y con una cohesión extraordinario en toda la película. Es hermoso. Así que hazme un favor. Por un momento quita los ojos de las actuaciones, y ve el fondo. Es casi mejor.

La Escena. Lawrence entra al baño, completamente enojada y completamente ebria, reclamándole a Adams sobre su esposo, sobre la basura que ambas son. Su pelea, épica como pocas. Más épico aún el beso que se dan.

Conclusiones: American Hustle es muchas cosas. Es irreverente, claro. Es divertida pero trágica. Es una película que solo una generación tan incoherente y desfachatada como la nuestra podría querer. Eso es bueno. Es una película solida, pero su ritmo la hace difícil de apreciar al completo. Al final, le quita punto, y no llega a la emoción de Silver Linnings, que aunque menos lograda sabe conectar mejor con el público.

Lo Mejor: Jennifer Lawrence.

Lo Peor: Su ritmo ha hecho que me duela la cabeza.

Calificación. 7.5 (Siete y Medio)