sábado, 5 de marzo de 2016

Resaca Pos-Oscar


Cada año terminamos una nueva temporada de premios y, en muchas ocasiones, olvidamos a la gran mayoría de películas tan rápido como las encumbramos. Este año nos ha dejado varias anecdotas interesantes, y algunas películas magistrales, en lo que ha sido realmente una carrera impredecible que ha cambiado de favoritos tantas veces para acabar, como todo, en la primera favorita: Spotlight. En 10 años dudo que alguien se acuerde de quien ganó, no porque no sea una digna ganadora sino porque el mundo, o Internet que viene a ser casi lo mismo, está demasiado ocupado celebrando a Leonardo DiCpario. Así es la vida.

Diversidad NO significa Actores Negros
Si hay algo que siempre me ha molestado de Hollywood es que habla mucho de "Diversidad" y de "Minorías" cuando en realidad solo quiere hablar de Actores Negros. ¿Cuantos actores o actrices de raza negra han ganado el Oscar desde 2000? 9 (3 como Actor Principal, 1 como Actriz Principal, 1 como Actor de Reparto y 4 como Actriz de Reparo). ¿Cuantos actores de origen latino han ganado el Oscar desde 2000? 1 (Actor de Reparto en 2000) ¿Cuantos actores de origen latino han sido nominados desde 2000? 6 (Benicio del Toro el único con dos nominaciones). ¿Cuantos actores de origen asiático han sino nominados al Oscar desde 2000? 4 (Ben Kingsley ha sido nominado en 2 ocasiones durante el milenio). Ninguno de ellos lo ha ganado. Ningún actor nativo americano ha sido nominado en los últimos 15 años.
Ningún actor o actriz que sea abiertamente miembro del grupo LGBT ha ganado Oscar actorales (mientras estando fuera del closet) y, en los últimos 5 o 6 años que he seguido la carrera, no recuerdo a ninguno que haya sido nominado. Solamente 3 mujeres han sido nominadas por dirigir, y solamente una (Kathryn Bigelow) ha logrado ganarlo.
Quiero decir, es cierto que los actores afroamericanos merecen, y deben tener, mejores oportunidades y mejores papeles. Pero también es necesario hablar de otras minorías que están igual o en peores condiciones que ellos. Estos premios fueron una oportunidd de hablar en serio sobre el problema de diversidad que hay en Hollywood, celebrar los avances que se han logrado y admitir los que aún se deben lograr. Pero Chris Rock tomó la salida fácil, y prefirió hablar unicamente del problema de los afroamericanos, dejando nuevamente olvidadas a múltiples etnias y grupos. ¿La mayor desilución? El único momento en que otro grupo fue mencionado, los de Asia oriental, fue en una broma de estereotipos de mal gusto.

El Oscar de Leo
Si algo va a recordar la gente por años por venir será que Leonardo DiCaprio ha finalmente ganado un premio de la Academia. A mi, personalmente, me ha dejado mucho más frio de lo que esperaba. A ver, Leonardo DiCaprio es un maravilloso actor que, en más de una ocasión, ha dado actuaciones que han merecido el premio. Pero para mi The Revenant es una pésima película para ser su primer premio, porque representa un premio no a su habilidad para transformarse y crear personajes complejos e interesantes, sino a su habilidad de resistir el frio y al maravilloso logro técnico detrás de cámaras. La imagen de Leo con su premio ha sido ya inmortalizada, y aunque a muchas personas les ha parecido digno, y se respeta, para mí merecía ganar por algo mejor.

Una Falsa Secundaria
Cada vez que veo una actuación claramente protagonista o co-protagonista ganando como secundaria pierdo un poco el respeto que le tengo a estos premios. Alicia Vikander ha dado una actuación muy buena, y fue sin duda su año, pero en The Danish Girl es claramente un personaje central, demasiado importante en peso especialmente comparado con, por ejemplo, Kate Winslet en Steve Jobs. El hecho de que su peso en la cinta sea aún mayor que el de Brie Larson durante Room (que, para mí e irónicamente tiene un papel casi secundario, siempre en segundo plano de Jacob Temblay). En mi opinión deberían existir reglas más cláras en que constituye un papel "De Reparto" porque, nuevamente, cada quien tiene su definición y eso no deja de causar controversias. Yo mismo a veces soy un poco ilógico y considero, por ejemplo, a Meryl Streep por Into the Woods como principal mientras mantengo a Zeta Jones por Chicago en secundaria. Una regla, aunque a veces pueda causar injusticias persividas, también evitaria que muchos actores se aprovechen descaradamente de la categoría secundaria para asegurar nominaciones que peligrarían en la principal.



WHAT A LOVELY DAY
6 Oscar para Mad Max. Barrió las categoría técnicas y yo saltaba un poco más de mi asiento con cada victoria. Por un segundo nos atrevimos todos a soñar una victoria en Película o en Dirección. Luego la sala comenzó con los premios "principales" y a todos nos cayó en cuenta cuanto había sido olvidada en realidad. George Miller es el único que no gana un Oscar por su gran obra, lo que me deja llorando un poco, igual que el año pasado Wes Anderson vio como todos pero él llegaban a la gloria con su Budapest Hotel. Nada en contra de Iñarritu, ha hecho obras magistrales, y su Oscar por Birdman es absolutamente indiscutible, pero este año debería haber sido Miller. Debería. No importa, el Valhalla le espera.

Y llegamos al premio mayor
Spotlight ganó dos premios. Guión Original y Película. La ganadora más humilde, en número de premios Oscar, desde El Mayor Espectáculo del Mundo hace 50 años. Spotlight no es una mala película, y su mayor fuerza está definitivamente en su falta de pretenciones: cuenta su historia de la mejor manera que puede sin importarle que tan "cinematográfica" puede ser. No deja de ser, a su propia manera, brillante. Pero tampoco deja de ser una película bastante pequeña y sin un gran mérito: es una película bien escrita, pero no es una película especialmente original en su guión, no tiene una gran dirección, su reparto es bueno pero tampoco excelente y su producto final es de calidad pero no es tan poco "cine" que no se siente bien premiarla como el mejor.
No se si será recordada como algunas de las grandes ganadoras, o si será olvidada tan rápido como muchas de este siglo (Slumdog Millionarie, Argo, The Artist). Pero por ahora celebraremos a la David que venció a Golliat, a pesar de que su Golliat tampoco era la gran cosa. Otro año de Oscar, otro año en que me planteo más seriamente dejar de verlos. El próximo año vuelvo.