lunes, 22 de febrero de 2016

Crítica: Deadpool


Argumento: Basada en el personaje de Marvel, sigue al antihéroe Wade Wilson, aka. Deadpool, en su búsqueda de venganza mientras mata, tortura e insulta sin escrúpulos, rompiendo la cuarta pared y haciendo todo lo que los demás héroes no se atreven a hacer.

En General... A Deadpool su peor enemigo han sido las altísimas expectativas que ha creado: su trailer ha sido uno de los mejores en mucho tiempo, y la campaña publicitaria que se han hechado en Fox no tuvo error. Por eso al llegar a la sala te esperas algo increíble, algo que nunca se haya visto antes. Y para mí se ha quedado corto.
Comienzo diciendo que la película no es mala. Es una película de superhéroes muy entretenida, y graciosa como no habían sido desde, posiblemente, Iron Man 01; sus personajes son interesantes y es cierto que se atreven a romper muchas reglas de las películas de superhéroes (y lo hacen burlandose directamente, muchas veces mientras mira fijamente a la cámara). Pero para todo el tango que hacían de que sería NC-17, de que las profanidades, de que la sangre, de que todo de todo... ¿No les ha parecido, al final, todavía un poco "vainilla"? No se, para mí algo le ha faltado para llegar.
Mis amigos, con quienes fui a verla, estaban encantados. Pero a mí me ha dejado relativamente frío. Dejando de lado que no hay suficiente "extremo" para el título que le ha dado la prensa, la película como tal tiene un ritmo altamente inconsistente, y aunque entretenidos sus personajes secundarios son tan planos que duele. Los villanos de las películas se están volviendo cada vez más intercambiables y dispensables, y ni siquiera quiero empezar a hablar de las dos "caricaturas" que hicieron pasar como X-Men.
Ahora, por el lado bueno, es una película muy inteligente en sus referencias. Sus escenas de acción, aunque no especialmente explicitas, si están muy bien coreografiadas y causan adrenalina, adrenalina verdadera, en el espectador. Su protagonista esta muy bien construido, con un código ético establecido si bien bastante ligero en su ejecución. Es una buena película palomitera, pero no es una gran película palomitera. No es precisamente un paso adelante para la saga X-Men, más bien uno hacia un lado, lo cual es bueno pero no ideal.

Actuaciones: Ryan Reynolds es un buen actor; tiene un año que he visto The Voices y sigo cautivado por su actuación. Pero no es un gran actor, no es un actor que pueda trabajar si no tiene un buen personaje (no es que muchos puedan, en realidad). Aquí tiene un buen personaje, pero el mérido realmente recae en los guionistas y los doble de acción, no precisamente el actor que encabeza el poster.
Morena Baccarin es un amor, pero nuevamente parece que podemos intercambiar el interés amoroso con el de cuaquier otra película sin que se gane o pierda nada.

Guión y Dirección: Cómo ya he dicho, lo mas destacable de la película ha sido su guión, un guión muy bien escrito aunque no muy bien estructurado, que sirve para sostener la película que, aunque historicamente sea diferente, visualmente recae en todos los clichés del cine de superhéroes. No podemos culpar mucho a Tim Miller, el director: es su primer largometráje, posiblemente no sabe nada mejor.

Conclusiones: Nunca te hagas expectativas exageradas hacia una película, porque 9 de cada 10 terminarás decepcionado. Ahorita estoy ante una película perfectamente entretenida, perfectamente divertida, graciosa, visualmente impactante. Pero no puedo disfrutarla porque sigo esperando esa obra maestra que los trailers, los críticos y muchos de mis amigos me han prometido. Deadpool es una película que será recordada, pero espero que a la próximo (y por su taquilla seguro habrá próxima) lo hagan un poco mejor. Si van a ser NC-17, hagan valer el NC-17.

Lo Mejor: Romper la cuarta pared.
Lo Peor: En el fondo, tan vainilla como el resto de Marvel.

Calificación: 7.5